Entorno

Cortijo Sierra la Solana 1878 goza de un emplazamiento envidiable y es una invitación a descubrir muchos de los encantos de La Mancha, como sus cervantinos Molinos de Viento, los monumentos y arquitecturas de sus pueblos cercanos y la increíble naturaleza con sus parques naturales, sus extensas mesetas de viñedos, olivares, almendros o las sierras llenas de historia.

Herencia, el municipio donde se erige el cortijo, destaca por el esplendor de su casco antiguo con la Iglesia de la Inmaculada Concepción, del siglo XVII, la de Nuestra Señora de la Merced y distintas ermitas rurales como las de San José, la Encarnación, San Cristóbal, el Cristo de la Misericordia y la Labradora. Su paisaje armonioso está enmarcado por las sierras de Los Molinos, La Horca, Herencia y la Sevillana, visitas obligadas para los amantes del senderismo. El Carnaval de Herencia ha sido declarado de Interés Turístico Provincial, y en él destacan las figuras del “perlé” y las “ginetas”.

En el entorno próximo al cortijo se encuentra Alcázar de San Juan, un lugar de visita obligada para descubrir su casco antiguo, lleno de referencias a Cervantes, iglesias, palacios y monumentos; Campo de Criptana con sus molinos, declarados Monumentos de Interés Histórico y Artísticos y el Albaicín Criptano formado por calles estrechas; Daimiel, que cuenta con el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, el mayor masegar de Europa Occidental; Puerto Lápice, con la arquitectura singular de sus ventas y casas, como la Posada de Dorotea Jiménez o Venta de D. Quijote, construida en el siglo XVIII; Villarta de San Juan, donde destaca la antigua fortificación defensiva de la Orden de San Juan, el Puente romano y, si la visitan del 23 al 26 de enero, la Fiesta de Las Paces declarada de Interés Turístico Regional, donde los ciudadanos, agrupados en diversas peñas y equipados con ropa de labor, recorren las calles del pueblo, abriendo la procesión y haciendo explotar miles de cohetes.